8 dic. 2012

0

KRINGLE ESTONIA



Hace ya tiempo que empecé a ver esta receta en un montón de blogs, de hecho ya lo habíamos probado con otros rellenos pero hasta ahora no me había acordado de enseñároslo. Menos mal que la semana pasada pude asistir a la clase de Especial Navidad en mi delegación de tmx y allí lo vi hacer de nuevo.

Seguro que os parece que es complicado de hacer debido a su aspecto, nada más lejos de la realidad, no tiene ninguna dificultad, probadlo y veréis qué bien os queda, y además es muy rápido de hacer!

Se supone que este es el roscón típico de Estonia, así que si queréis podeís sustituir a nuestro Roscón de Reyes por este, aunque yo para ese día me sigo quedando con el nuestro ;)



Tiempo de preparación: 15 min
Tiempo total: 1h y 30 min
Ingredientes
- Para la masa:
   30 gr de azúcar
   la piel de medio limón (sin nada de parte blanca)
   120 gr de leche
   30 gr de mantequilla
   1 cubito de levadura prensada fresca
   1 yema de huevo
   300 gr de harina de fuerza
   1 pellizco de sal
- Para el relleno:
   50 gr de mantequilla a temperatura ambiente
   60 gr de azúcar
   2 cucharadas de canela molida
   50 gr de nueces
- Para el glaseado:
   20 gr de clara de huevo ligeramente batida
   50 gr de azúcar glas


Preparación de la masa
  1. Pon en el vaso el azúcar y la piel de limón, y pulveriza 15 seg, vel. 10.
  2. Baja los restos con la espátula y añade la leche, la mantequilla y la levadura desmenuzada. Programa 1 min, 37ºC, vel. 2.
  3. Incorpora la yema de huevo y mezcla 4 seg, vel. 3.
  4. Vierte ahora la harina y la sal, y amasa 2 min, vel. espiga. 
  5. Saca la masa del vaso y, dándole forma de bola, deja levar en un bol amplio tapado con film. Aproximadamente necesitarás 1 hora, ya sabes que no debe haber corrientes y si está en una zona calentita mejor.

Preparación del relleno
  1. Vierte las nueces en el vaso y pícalas 4 seg, vel. 5. Reserva.
  2. Pon la mantequilla (muy importante que esté a temperatura ambiente), el azúcar y la canela, y mezcla 30 seg, vel. 2.
  3. Precalienta el horno a 180ºC.
  4. Cuando ya haya crecido la masa, enharina la superficie de trabajo y trabaja sobre ella la masa con la ayuda de un rodillo. Has de formar un rectángulo y que sea muy fino de grosor, la receta dice de 40x50, pero a mi me gusta dejarlo más fino, no tengáis miedo de estirarlo demasiado.
  5. Unta la masa ya estirada con la mezcla del relleno.
  6. Enrolla ahora la masa por el lado más largo, una vez tengas el rollo, corta por la mitad a lo largo sin llegar a cortar totalmente un extremo, es decir, en uno de los lados dejarás unos 2 ó 3 cm sin cortar.
  7. Ve cruzando la masa como quien hace una trenza de 2 y haciendo los cruces por arriba para que haga ese dibujo tan característico. 
  8. Une los extremos formando así un círculo.
  9. Pon la rosca en una bandeja de horno y hornea a 180ºC unos 20 minutos.

Glaseado
  1. Bate ligeramente la clara, añade el azúcar glas y mezcla bien con un tenedor o unas varillas.
  2. Saca el Kringle Estonia del horno, y píntalo con la glasa.


NOTAS:
- Puedes partir la masa en 2 y hacer dos Kringles pequeños, o incluso hacer el doble de masa, no varían los tiempos.
- Este dulce yo lo he rellenado otras ocasiones de nocilla, de mermelada casera de fresa, o tal cual la receta que tenéis más arriba pero sustituyendo las nueces por almendras, admite muchas variaciones, esto son sólo ideas.
- En la delegación nos dijeron que la masa acepta tanto rellenos dulces como salados, y que por ejemplo, relleno de sobrasada y miel queda muy rico, pero ese todavía lo tengo como asignatura pendiente.


Fuente: Vorwerk. Imprimir receta

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aquí tu mensaje