25 ago. 2016

1

LECHE FRITA



En esta época de calor en la que cuesta mucho encender el horno, qué mejor que quitarnos el "mono" de dulce con un postre con el que no tenemos que encerlo, verdad que sí?

Este es uno de mis postres favoritos, aunque he de reconocer que apenas lo hago porque no soy capaz de dejar ni una miga en el plato, y claro, después sufro las consecuencias porque acabo con un dolor de barriga que ni os imagináis. Pero bueno, dicen que sarna con gusto no pica, no? jajajaja

Es una receta ideal para preparar con niños, esta vez me ayudaron mis hijas a hacerlo, que cada día se atreven a hacer más cosas en la cocina y le van perdiendo el miedo.


Ingredientes
1/2 litro de leche
60 gr de harina fina de maíz
100 gr azúcar (y algo más para el rebozado final)
piel de limón
1 rama de canela
1 huevo
harina para rebozar


  1. En primer lugar separa una parte de la leche y diluye en ella la harina.
  2. Pon el resto de la leche a calentar con el azúcar, la canela y un poco de piel de limón.
  3. Cuando la leche empiece a hervir retira la canela y el limón, y añade la leche con la harina de maíz.
  4. Lleva la mezcla a ebullición sin parar de remover.
  5. Vierte en una fuente humedecida de manera que quede de un dedo de espesor (es importante tener esto en cuenta, si queda demasiado gorda el resultado no será igual de satisfactorio). Deja enfriar.
  6. Una vez fría, corta la masa en cuadrados y rebózalos en harina y huevo.
  7. Fríe en aceite caliente, escurre y reboza en azúcar.

¡Buen provecho!


Imprimir receta

1 comentario:

  1. Qué buena!!!! Me encanta este postre y hace mil años que no lo pruebo, lo hacía mi madre y recuerdo cómo desaparecía en un momento pero no sé por qué nunca me he acordado de prepararlo, así que 1000 gracias Raquel por recordármelo a través de tu blog. Un beso.

    ResponderEliminar

Deja aquí tu mensaje