TARTA DE FRESAS




Como os dije ayer por facebook, aquí os traigo la tarta del último encargo que me han hecho. Esta vez me dejaron hacer lo que yo quisiera, querían que les sorprendiera y lo único que tenían claro era que no llevara fondant ni crema de mantequilla, así que aprovechando que hay unas fresas buenísimas y que ya hace calor y apetecen cosas fresquitas, me decidí por esta tarta que en mi casa siempre es un éxito y que tenía fotos preparadas para colgarla en el blog hace ya un tiempo. Eso sí, el bizcocho no es el mismo ya que recurrí a otro que hago muchas veces para los encargos y que es un éxito asegurado (ese secreto me lo guardo para mi ;) supongo que me dejaréis, no?)









Ingredientes
- para el bizcocho:
95 gr harina de maíz refinada
95 gr harina de trigo
185 gr azúcar
6 huevos
3/4 de un sobre de levadura
una pizca de sal
- para el montaje de la tarta:
300 gr de fresas
500 ml nata para montar
azúcar (mejor si es azúcar glass)
1 sobre de gelatina de fresa
almíbar (agua, limón, azúcar y algún licor)



Elaboración del bizcocho
  1. Pon las yemas y el azúcar en un bol amplio. Bate bien hasta que quede espumoso.
  2. Con la KitchenAid o con una batidora de varillas, monta las claras a punto de nieve e incorpóralas a las yemas.
  3. Añade ahora las harinas, la levadura y la sal ya mezclado y tamizado.
  4. Mezcla todo con cuidado para que no se bajen las claras.
  5. Engrasa el molde elegido (en este caso es uno de 25 cm).
  6. Hornea a 200ºC unos 35 minutos, ya sabes que dependerá de cada horno.
  7. Una vez tibio el bizcocho, desmolda y deja enfriar boca abajo sobre una rejilla.


Para el montaje de la tarta
  1. Monta la nata (otra vez con la KA o con batidora de varillas) y, cuando ya casi esté montada, añade el azúcar y sigue montando para mezclar repartir bien el azúcar. La cantidad os la dejo a cada uno según seáis más o menos golosos, normalmente se añaden unos 70 gr por cada 250 gr de nata, pero eso ya va en gustos.
  2. Lava, escurre y corta las fresas.
  3. Corta el bizcocho en dos horizontalmente y coloca el bizcocho que quedará abajo sobre la base o bandeja elegida.
  4. Humedece el bizcocho con el almíbar.
  5. Mezcla la mitad de la nata con la mitad de las fresas. Pon la mezcla sobre la base de bizcocho y cubre con el otro.
  6. Humedece el bizcocho superior también con el almíbar y reparte por encima el resto de las fresas.
  7. Disuelve la gelatina, sin calentarla, en un vaso o bol y, con un pincel, pinta las fresas con la gelatina.
  8. Guarda la tarta en la nevera para que la gelatina se cuaje.
  9. Repite la acción volviendo a pintar las fresas con gelatina y dejándolo enfriar y, cuando se haya cuajado reparte el resto de la gelatina (que ya estará semilíquida) por encima. Deja en la nevera para que se cuaje bien.
  10. Una vez haya cuajado, ya puedes decorar los lados con el resto de la nata montada.



Notas
- En este caso el molde utilizado es de 25 cm
- Aunque en el sobre de la gelatina os indique que hay que calentarla no hagáis caso, disolverla en frío en la misma cantidad de agua que indique el fabricante.
- En cuanto a la nata montada, como os explico en la receta, la cantidad de azúcar a añadir depende mucho del gusto de cada uno, normalmente son unos 70 gr para 250 gr de nata, pero podéis ir añadiendo cucharadas y probando hasta que esté a vuestro gusto.
- Cuando hagáis una receta por primera vez no os alejéis mucho del horno ya que, lo que en mi horno son 30 minutos en el tuyo pueden ser 50 o quizá 15!!

Comentarios

  1. Qué buena pinta!!! Me parece una receta un poco entretenida pero no la veo demasiado complicada, creo que me voy a decidir a hacerla porque me han dado unas ganas de hincarle el diente...
    Muchas gracias por tus recetas, siempre me encantan.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Deja aquí tu mensaje

Entradas populares