ANGEL FOOD CAKE



¡La estrené!  He hecho muchas veces este bizcocho super esponjoso, pero es la primera vez que lo he hecho en la KA y nos ha encantado la diferencia de esponjosidad, vaya cambio! y eso que mi marido me preguntaba que si había notado alguna diferencia mientras lo preparaba (seguro que estaba pensando que después de gastar tanto dinero en la maquinita no iba a merecer la pena), pues fue él quien enseguida ha dicho que hoy ha quedado mucho mejor en cuanto lo ha probado! jeje

Tengo que pediros perdón por la foto, la hice con el móvil y aunque me hace unas fotos muy buenas, esta vez no sé por qué salen muy pequeñas y si las amplío se pixelan mucho. Pero vamos, sin problemas, otra vez que lo prepare prometo volver a hacerle una foto y cambiarla.

El Angel Food Cake, para quienes no sepáis inglés, os diré que su nombre significa Tarta de Comida de Angeles, esto es porque es el bizcocho más esponjoso que hayáis probado, es como darle un bocado a una nube, en serio, si no lo habéis probado aún no os lo penséis ni un minuto más y poneos manos a la obra, os encantará.

Para hacer un angel food cake tenéis que saber que necesitáis un molde especial, si no sabéis cuál es pinchad aquí. Y que este molde no se engrasa jamás ya que de lo contrario no os subiría el bizcocho.

Yo he probado varias recetas diferentes (aunque las variaciones entre unas y otras son mínimas), pero esta es la de El rincón de Bea.


Ingredientes para un molde de 18 cm
300 gr de claras de huevo pasteurizadas
200 gr. azúcar glas tamizado
100 gr. harina de trigo tamizada
1 cucharadita cremor tártaro
1/4 cucharadita sal
2 cucharaditas de pasta de vainilla



Elaboración en KitchenAid
  1. Lo primero que tienes que hacer es asegurarte de que el bol y las varillas estén perfectamente limpios, secos, y sin rastro de grasa.
  2. Precalienta el horno a 170°
  3. Empieza batiendo a velocidad baja las claras, el cremor tártaro y la sal, durante un minuto hasta que el cremor tártaro se haya disuelto por completo.
  4. Aumenta la velocidad y sigue batiendo unos 2 ó 3 minutos más. Comprueba que se formen picos blandos, de no ser así continúa batiendo un poco más.
  5. Baja un poco la velocidad, y mientras nuestra amasadora va batiendo, ve añadiendo el azúcar a cucharadas poco a poco, como unas 2 cucharadas cada 15 segundos. Para la batidora y comprueba que las claras están firmes. (Como antes, si no lo están, continúa batiendo un poco más).
  6. Añade la pasta de vainilla y bate 1 minuto más a velocidad media.
  7. Baja la velocidad e incorpora la harina en dos veces. Termina mezclando a mano con la ayuda de una lengua con movimientos envolventes.
  8. Vierte la mezcla en tu molde Angel Food Cake, y recuerda, como antes he comentado, que jamás tienes que engrasarlo.
  9. Alisa la superfície y hornea 40 minutos sin abrir la puerta en ningún momento. Pasado este tiempo, pincha con un palito y si sale seco ya lo tienes, si sale algo manchado de masa deberás seguir horneándolo unos minutos más. Ya sabes que cada horno es un mundo.
  10. En cuanto lo saques del horno dale la vuelta, para eso son las patitas que tiene el molde, para poder enfriarlo boca abajo. En cuanto ya lo puedas coger bien con las manos sin miedo a quemarte, ya puedes desmoldarlo, para ello ayúdate de un cuchillo y pásalo alrededor del bizcocho y de una sola pasada para evitar dejar marcas feas y que el aspecto no sea el deseado. Haz lo mismo en la base y deja enfriar boca abajo por completo sobre una rejilla.
  11. Cuando quieras cortarlo, hazlo con un cuchillo de sierra con cuidado de no aplastarlo.


NOTAS:
- El cremor tártaro es para ayudar a que las claras monten bien y también a que se mantengan así, en serio que lo necesitáis. Si no sabéis dónde encontrarlo echad un vistazo a cualquier tienda de productos de repostería, allí lo encontraréis seguro.
- En mi opinión este dulce es ideal para acompañar al café o al té, pero ya veréis que es tan ideal que cualquier momento  será el adecuado.
- Puedes servirlo sólo o con una bola de helado de vainilla, por ejemplo.


Comentarios

Entradas populares