18 mar. 2012

4

TARTA SAN MARCOS



No puedo explicar con palabras cuánto me ha gusta esta tarta, hay que ver lo simple que es y lo rica que está. Sin duda, siempre ha sido mi tarta favorita cuando iba a una pastelería, lo tiene todo, un bizcocho esponjoso y jugoso bañado con el almíbar, una crema de yemas estupenda y una maravillosa nata montada, ¿para qué pedir más?

Bueno, pues no sé por qué todavía no la había publicado en el blog y aprovechando que hace unos días fue mi cumpleaños decidí hacerla e invitar a la familia y así poderla compartir con vosotros.

Si todavía no la habéis probado este es el momento, seguro que tenéis todos los ingredientes necesarios en la cocina, así que manos a la obra!



Ingredientes (para un molde redondo de 25 cm)
- Para el bizcocho genovés:
5 huevos
150 gr de azúcar
1 cucharadita de aroma de vainilla
150 gr de harina de repostería
1 pellizco de sal
- Para el almíbar:
130 gr de azúcar
100 gr de agua
el zumo de medio limón
2 cucharadas de licor (opcional, yo no suelo añadirlo)
- Para la crema de yemas:
100 gr de agua
100 gr de azúcar
6 yemas de huevo
1 cucharada de agua
- Para la nata montada:
500 gr de nata para montar
80 gr de azúcar glas


El día anterior debéis hacer el bizcocho y la crema de yemas, aunque yo también dejo hecho el almíbar.

Elaboración del bizcocho:
  1. Enciende el horno a 180º.
  2. Pon la mariposa en las cuchillas y vierte en el vaso los huevos, el azúcar y el aroma de vainilla. Programa 6 min, 37º, vel. 4.
  3. Programa ahora 6 min, vel. 4.
  4. Añade la harina y la sal alrededor de las cuchillas y mezcla 4 seg, vel. 3.
  5. Quita la mariposa y termina de mezclar con la espátula.
  6. Vierte la masa sobre el molde elegido previamente untado con mantequilla o margarina y espolvoreado con harina.
  7. Da unos golpes al molde dejándolo caer sobre la mesa a una altura baja para eliminar las posibles burbujas de aire que se hayan formado.
  8. Hornea 20-25 min (ya sabes que dependerá de cada horno).
  9. Deja enfriar sobre una rejilla y después guárdalo envuelto en film dentro de la nevera hasta el día siguiente.

Elaboración del almíbar:
  1. Pon el agua, el azúcar y el zumo de limón en el vaso y programa 7 min, 100º, vel. 2.
  2. Si deseas añadir algún licor, hazlo ahora, yo no suelo ponerle ninguno.
  3. Viértelo en una fiambrera, tápalo bien y guarda en el frigorífico.

Elaboración de la crema de yemas:
  1. Pon los 100 gr de agua y el azúcar en el vaso, y programa 13 min, temp. varoma, vel. 1 sin poner el cubilete.
  2. Quita el vaso de la thermomix y espera a que pierda temperatura.
  3. Pon la cucharada de agua en un bol, añade las yemas y rómpelas con unas varillas. Añade el almíbar del vaso sin dejar de remover.
  4. Pon la mariposa en las cuchillas y vuelca en el vaso la mezcla del bol. Programa 11 min, 90º, vel. 1.
  5. Guarda en un recipiente bien tapado dentro de la nevera.

Para montar la nata:
  1. Pon la mariposa en las cuchillas, agita el brick de nata, viértela en el vaso y programa vel. 3 y 1/2 sin tiempo. Tendrás que ir escuchando el ruido porque cambia una vez esté montada. Yo la dejo unos 40 segundos y en ese momento miro qué aspecto tiene y voy seleccionando la misma temperatura sin tiempo las veces que haga falta hasta tenerla lista.
  2. Una vez montada, añade el azúcar y mezcla bien con la espátula o unos 3 segundos a la misma velocidad (con mucho cuidado de no pasarte para no hacer mantequilla).

Para el montaje de la tarta:
  1. Parte el bizcocho para obtener 2 ó 3 láminas, lo que tú desees, las cantidades que os pongo de nata dan para 1 capa de relleno.
  2. Una vez partido el bizcocho, coloca la lámina inferior sobre la bandeja donde desees servirlo y báñalo con el almíbar, sin miedo para que quede bien jugoso.
  3. Cubre con nata montada.
  4. Coloca encima la otra lámina del bizcocho y vuelve a bañar con el almíbar.
  5. Vierte la crema de yemas y quémala con un soplete, así no goteará por los laterales.
  6. Decora los laterales con la nata montada.

NOTAS:
- Antes de sacar el bizcocho del horno asegúrate de que está totalmente hecho pinchándolo con un palillo o con una brocheta de madera.
- No cortes el bizcocho hasta un día después de hacerlo, así estará más compacto y se desmigará menos.
- El almíbar se conserva varias semanas en la nevera dentro de una fiambrera bien cerrada, así que si te sobra no lo tires, podrás darle uso con cualquier otro bizcocho.
- Para montar la nata, esta debe estar bien fría, el vaso no debe estar caliente, si hubieras cocinado antes con él, es conveniente que piques hielo en velocidad 5, así lo enfriarás completamente.
- Yo suelo añadir una cucharadita de queso cremoso por cada 500 gr de nata antes de empezar a montarla, así me aseguro de que se mantenga bien montada.
- Si lo deseas, espolvorea azúcar sobre la crema de yemas y quémala con el soplete, le da un toque especial.
- Haz las modificaciones que creas convenientes para adaptarla a tus gustos sustituyendo la nata o parte de ella por una crema de trufa o por crema pastera.



Aquí os dejo una imagen del corte:





Espero que os haya gustado.


Imprimir receta

4 comentarios:

  1. hUMMMM, quiero un trozooooo... La tengo pendiente desde hace mucho tiempo, y nunca veo el momento de ponerme con ella. Y eso que me encanta esta tarta...!!! Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues por lo que veo eres de los míos, en vez de ir a por lo que ya sabemos que nos gusta nos gusta experimentar con recetas nuevas, eh? Bueno, seguro que le haces un hueco y cualquier día la preparas y la disfrutas.
      Un beso.

      Eliminar
  2. Te ha quedado con una pinta exquisita, haber si me atrevo....... aunque no parece muy sencillita...........

    gracias guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Anímate que ya verás lo facil que es, no te dejes engañar porque tenga varias preparaciones, no tienen ninguna dificultad y te quedará estupenda.
      Un beso.

      Eliminar

Deja aquí tu mensaje