22 oct. 2011

6

CARROT CAKE



Hace unos días decidimos hacer esta deliciosa tarta en el grupo de Rosa Ardá, Cocinar con Thermomix para celebrar que ya somos 11.000 miembros.

Nosotros la habíamos probado unas semanas antes en forma de cupcakes en una quedada de gente del grupo aquí en Valencia porque Marta, del blog Un Domingo en mi Cocina,  nos soprendió trayendo unos cuantos. Yo todavía no la había hecho porque si mi marido me veía que ponía zanahoria en una tarta dulce..., vamos, que no querría ni probarla, y las peques probablemente harían lo mismo, pero cuando probaron los cupcakes no sabían de qué eran y les encantaron. De hecho les gustó tanto que desde ese mismo momento no paraban de pedirme que la hiciera y por eso seguí esa misma receta que habíamos probado, no quise investigar más sobre ella por la red (donde hay un montón de recetas de la misma tarta) sino que hice la de Marta, si queréis ver la suya pinchad en el nombre de su blog.



Ingredientes
- Para el bizcocho:
280 g de zanahorias peladas (unos 390g sin pelar)
3 rodajas de piña en su jugo escurridas
55 g de almendras
50 g de galletas de canela 
230 g de harina de repostería
1 cucharadita de levadura química
1/2 cucharadita de bicarbonato
1 pizca de sal
50 g de azúcar moreno
1 cucharadita de canela
5 huevos
150 g de azúcar
100 g de aceite de girasol
10 g de licor (yo prescindí de él)
- Para el frosting:
300 gr de queso de untar
170 g de azúcar glass
100 g de mantequilla 
3 hojas de gelatina neutra 
50 g de leche 
1/2 cucharadita de esencia de vainilla líquida (yo usé aroma de vainilla)
Crocanti de almendras


- Para el frosting:
  1. Calienta la leche en un bol en el microondas hasta que esté caliente pero sin hervir, que se pueda tocar pero no queme.
  2. Pon las láminas de gelatina dentro de la leche, remójalas bien y deja que se disuelva (remueve de vez en cuando).
  3. Echa en el vaso el queso de untar, el azúcar, la mantequilla y la vainilla. Bate 5 min, vel. 3.
  4. Programa vel. 3 sin tiempo ni temperatura y ve añadiendo la mezcla de gelatina y leche por el bocal mientras sigue batiendo.
  5. Cuando la gelatina esté bien mezclada, para la tmx, pasa la mezcla a un cuenco y reserva en la nevera, destapada, hasta que toques con el dedo y ya no se pegue (unas 2 horas).
- Para el bizcocho:
  1. Precalienta el horno a 180ºC.
  2. Engrasa el molde con mantequilla (yo utilicé un molde desmontable de 23 cm de diámetro) o fórralo con papel vegetal.
  3. Trocea las almendras hasta que estén del tamaño deseado, unos 4 seg, vel. 5, tres veces. Reserva.
  4. Pela las zanahorias y échalas en 3 ó 4 trozos en el vaso. Pica 10 seg, vel. 4 hasta que quede pequeñita. Mira su tamaño y repite si es necesario. Reserva.
  5. Echa la piña en el vaso y pícalas 10 seg, vel. 3. Reserva junto con el caldito que sueltan. Si no se trocean del todo, acaba de picarlas con el cuchillo.
  6. Pon las galletas en el vaso y tritura 10 seg, vel. progresiva 5-7-10.
  7. Añade sobre las galletas la harina, la levadura, el bicarbonato, las almendras picadas, la sal, el azúcar moreno y la canela. Mezcla 5 seg, vel. 4. Reserva.
  8. Coloca la mariposa en las cuchillas y echa los huevos y el azúcar. Bate 6 min, 37º, vel. 4. Repite 6 min, vel. 4 sin temperatura.
  9. Incorpora el aceite (aquí debéis añadir el licor si queréis ponerlo) y bate 5 seg, vel. 4.
  10. Programa vel. 2 (sin tiempo ni temperatura) y ve echando la mezcla de la harina a cucharadas por el bocal. Cuando esté bien mezclado, añade las zanahorias y la piña con su caldito.
  11. Echa la mezcla en el molde y hornea unos 30-50 min a 180ºC, hasta que pinchemos y salga limpio. Este tiempo depende del horno y del molde.
  12. Una vez horneada déjala enfriar antes de decorar.
  13. Desmolda, abre el bizcocho por la mitad y pon unas cucharadas de la cobertura en su interior (no os paséis de relleno porque al poner la otra mitad encima, del peso se escurriría el relleno). Extiende bien el relleno y tapa el bizcocho con su parte de arriba.
  14. Recubre toda la superficie con frosting y mete en la nevera sin cubrir con nada. La gelantina se quedará como una costrita dura que luego, cuando se vaya a comer, se volverá blandita otra vez.
  15. Una hora antes de comerla (para que no se ablande demasiado), recubre con crocanti de almendras decorando a vuestro gusto. Podéis apretarlo un poco contra el frosting para que se quede bien pegado.


Espero que no os desanime el que sea de zanahorias porque está fantásticamente rica!!!

Imprimir receta

6 comentarios:

  1. me encnatan estas tartoytas que rica

    ResponderEliminar
  2. al fin consigo la receta de una carrot cake! solo la había probado en el desayuno del hotel barato en Cuba en el que estuve en mi lujna de miel...... gracias por pasar la receta!!! despuees les comento que tal me ha salido =)

    ResponderEliminar
  3. Me alegro de que te haya servido mi publicación!
    No tiene ninguna dificultad, así que te quedará genial, ya verás.
    Si tienes alguna duda ya sabes dónde estoy.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Hola Raquel!
    Jeje, por fin está la receta en el blog Me alegro que la hicieras y que te quedara tan bien. A mi me da miedo cambiarle algo y que no me guste tanto, jeje.
    Besos y gracias por citarme ;)
    Muacks!

    ResponderEliminar
  5. Guapa!!! Cómo no citarte!!! ¿Pues sabes una cosa? que a mi me pasa como a ti, no quise cambiarle nada porque así está perfecta!!
    A ver cuando nos tomamos otro cafecito.
    Un beso.

    ResponderEliminar

Deja aquí tu mensaje